Bienvenido a mi blog

“Bien”, “pero” no lo digas trabajando.



Bien pero no lo digas trabajando Lo puedes leer en  3  minutos 


"Bien".

¿Cuántas veces has respondido a una pregunta usando la palabra “Bien”?

¿Qué es lo que querías decir?  … 
y algo más importante:

 ¿Qué es lo que el otro ha entendido?

La palabra "bien" es un adjetivo descriptivo muy útil para expresar que algo es correcto, a veces trivial, insignificante o insustancial, por ejemplo:

-         - El restaurante no se pasa, está bien.
-        -  El cuadro está bien, no es lo que me imaginaba, está bien.
-         - Está bien, déjalo así.

Sin embargo, no es muy recomendable usar la palabra “bien” para responder preguntas del tipo: ¿Cómo estás?, ¿Cómo va el nuevo producto? o ¿Qué tal la reunión con el cliente?

Cuando describes un modo de ser o una de tus emociones la palabra “bien”  es indefinida, imprecisa, puede llegar a ser percibido por los demás como displicente, esquivo o frío.

Hay quien piensa que la palabra “bien” es una de las mentiras más usadas.

Y en el trabajo todo el mundo sabe por experiencia que la palabra “bien”, no significa realmente bien…

Si quieres ser creíble, convincente y persuasivo utiliza palabras que expresen la realidad de las cosas,  cuando te pregunten como estas responde por ejemplo; Genial, gracias y tú ¿qué tal estas?

Si te preguntan cómo va el nuevo producto, di algo como: avanza en los plazos, estará listo en la fecha prevista, si tienes un minuto te pongo al día de los detalles.

Para responder  que tal la reunión con el cliente, prueba a decir algo como: Le gustó mucho nuestra forma de resolverlo, me pidió una oferta completa.

En las relaciones profesionales con el jefe, un compañero, un cliente, es imprescindible saber lo que quieres decir y pensar lo que el otro va a interpretar de tus palabras.

Recuerda, las palabras importan y saber elegirlas es importante:

“Pero…”

Esta es una buena palabra para conseguir que el otro interprete lo contrario,  por ejemplo:
- Cariño, te quiero, pero…

O tu jefe te dice:
- Estas haciendo un gran trabajo, pero…

Al decir pero, le pones el freno a todo lo positivo que  previamente has dicho, imagina por ejemplo un vendedor que dice:
-El producto es más rápido, más pequeño y más económico, pero no habrá stock hasta Enero.

Escucha la diferencia cuando dice:
-El producto es más rápido, más pequeño y más económico, y vamos a empezar a suministrarlo en Enero.

Recuerda, las palabras importan y saber elegirlas es importante, si quieres mantener el tono positivo y ser eficaz en la comunicación sustituye “pero” por “y”.

Resumiendo:

“Bien”, “pero”, no las uses trabajando.


Reflexión
“Piensa dos veces antes de hablar, porque tus palabras y su influencia plantarán la semilla del éxito o el fracaso en la mente del otro."
La frase
 La comunicación es una habilidad que puedes aprender.
Brian Tracy. Escritor Canadiense Especialista en Desarrollo personal
Déjanos conocer qué te parece.
Escríbelo abajo en comentarios sin decir bien, pero….
¡¡ Gracias !!
"La Mirada Critica" de Benicio Orozco


Si te gustó este post  INSCRIBETE SIN COMPROMISO, teclea tu email arriba a la derecha del título del post, donde dice:

 

INSCRIBETE para recibir las publicaciones.

Sin compromiso. Introduce tu email. Gracias

 

Entradas populares