Bienvenido a mi blog

LA DANZA DE LA LLUVIA

Lo puedes leer en  2 minutos  
                                                                                                    
Cuenta la leyenda que  en un lugar recóndito del planeta, había una tribu de aborígenes que vivían en una desértica zona donde la escasez de agua era permanente, lo cual les obligaba a recurrir a todas las técnicas posibles de ahorro del preciado liquido.  
Totalmente decididos a resolver este problema, realizaron una asamblea de sabios y ancianos en la que contaban con la asesoría del  gurú de la tribu.
Decidieron aplicar la técnica de la danza de la lluvia,  todo un ritual de cánticos, y pasos de baile alrededor del ancestral tótem que representaba los orígenes de la tribu.
Contrataron al mejor coreógrafo de danza de la lluvia y al mejor profesor de canto de danza de la lluvia.
Desarrollaron una perfecta técnica de baile mirando al cielo en cada uno de los compases pares de la canción, y al suelo en cada uno de los compases impares, en movimientos perfectamente sincronizados con cada uno de los acordes, y perfectamente dirigidos por el gurú.

Nunca nadie llegó a saber si las épocas de lluvia se debían realmente a la danza de la lluvia, pero lo que si era claro y evidente es que:

 CADA AÑO  BAILABAN MEJOR

Al  igual que los aborígenes de la tribu hacemos mejor lo que hacemos repetidamente, y tanto mejor lo hacemos cuanto  más lo repetimos.
Haciendo un sencillo ejercicio de auto-análisis descubriremos lo  que hacemos  muy bien, mejor que las personas de nuestro entorno más cercano y además nos sentimos cómodos haciéndolo.

Eso que hacemos muy bien: 
¿Lo hacemos bien porque lo hacemos mucho?
¿Es lo que debemos hacer?
¿Estamos seguros de que es lo que nos conduce a conseguir el objetivo deseado?
¿O lo hacemos porque es lo que llevamos haciendo siempre y simplemente nos dejamos llevar por la rutina?

Como  en el caso de los aborígenes, es sencillo y solo se trata de:
1.- Identificar el objetivo.
2.- Averiguar qué es lo que hay que hacer para conseguirlo
3.- Decidir y actuar

Reflexión
Conocer las capacidades de uno mismo y el entorno  puede ser el primer paso para avanzar en la dirección correcta…

La frase
Las tres cuartas partes de las locuras no son sino necesidades.
Nicolás Chamfort. Moralista lúcido y escéptico del siglo XVIII




Permítenos conocer  que es lo que tú haces mejor: 
Escríbelo abajo en comentarios.
¡¡ Muchas Gracias !!

"La Mirada Critica"de Benicio Orozco

Si te gustó este post  INSCRIBETE SIN COMPROMISO, teclea tu email arriba a la derecha del título del post, donde dice:

 

INSCRIBETE para recibir las publicaciones.

Sin compromiso. Introduce tu email. Gracias

 



Entradas populares